Archive for the 'Jess te enseña' Category

Crear tonos para el iPhone/iPod/iPad con iTunes

Aunque hay mil y un escritos sobre este tema por internet, una amiga me ha preguntado como podía ponerse sus canciones como tono y que mejor manera de enseñarle que en un post con capturas de pantalla. Así todos nos beneficiamos. Cuando me vuelvan a preguntar, ya tengo el link 🙂

Menos tontería y al grano:

1. Preparar el terreno

  • Antes de nada, hay que asegurarse de tener el iTunes configurado para poder crear tonos sin problemas. En “Preferencias“, pestaña “General“, hay que picar el botón “Ajustes de importación…
Imagen
Imagen
  • En “Importar usando:” debes tener seleccionado “Codificador AAC“. En Ajuste por defecto pondrá “Itunes Plus“, nos vale, aunque si quieres hacerla menos pesada puedes seleccionar “Calidad alta (128 kbps)” sin problemas.
Imagen

2. Trabajar el ingrediente

  • Listo. iTunes configurado. Ahora lo más complicado. Elegir una canción que nos guste y que quede bien como tono. Evitar poner algo con lo que os miren mal en el metro. Yo voy a coger I’m gonna fly de Yellow Plane, que tiene una intro espectacular.
  • Para el siguiente paso haces clic con el botón derecho de ratón (izquierdo para zurdos, cmd+clic para nostálgicos) en la canción que hayas escogido, y seleccionas “Obtener información“, que debería llamarse ajustes porque hace mucho más que darte información.
  • Vamos a la pestaña de “Opciones” y cambiamos los tiempos de la canción en los campos “Inicio” y “Final“. Actualmente los tonos puedes ser de hasta 39 segundos, si no me equivoco. Podéis probar más si queréis, pero es muy probable que los tonos no se importen al móvil. Para el caso, cogeré desde el segundo 8 (0:08) hasta el 47 (0:47). Puedes ser más preciso poniendo una coma (ej: 0:47,234). Siempre que tengas en cuenta que haya como máximo 39 segundos.
  • Seleccionado el cacho de canción que nos gusta como tono, aceptamos y creamos una versión de ese trozo haciendo de nuevo clic con el botón derecho y seleccionando “Crear versión de AAC“.  Se creará una “nueva canción” con los segundos que hayamos indicado. No te olvides de quitar la configuración de los segundos en la canción original! Simplemente desmarca los campos “Inicio” y “Final”.
Imagen

3. Decorar con un poco de perejil

  • Nos aseguramos de que la nueva canción sea de máximo 39 segundos (lo sé, soy pesado, pero es importante) y de nuevo le hacemos clic con el botón derecho y seleccionamos “Mostrar en Finder“.
 Imagen
  • Nos la seleccionará en una ventana del Finder. Presionando la tecla Intro (Enter para los más internacionales) le cambiamos el nombre. Únicamente hay que cambiar la última letra de la extensión, de “m4a” (MPEG-4 Audio) a “m4r” (MPEG-4 Ringtone). El Finder nos preguntará si realmente queremos cambiar la extensión y le decimos que si, “Utilizar .m4r“.
  • Listo. Ya tienes tu tono hecho y derecho. Lo arrastras a iTunes para importarlo y se te pondrá en la sección de Tonos.
Imagen

4. A comer!

  • Por último, tendrás que decirle a iTunes que quieres sincronizar los Tonos con tu dispositivo. Selecciona tu iPhone/iPod/iPad en iTunes, ves a la pestaña de Tonos y marca la opción “Sincronizar tonos“. Puedes seleccionar “Todos los tonos” o “Tonos seleccionados”, según prefieras.
Imagen

Podría explicar como elegir el tono en el iPhone/iPod/iPad, pero creo que eso ya lo explica Apple en el manual de usuario 😉

Lo bueno de este proceso es que los tonos que crees los podrás usar para llamadas, mensajes, correo, Twitter… no te gastarás un duro y serán únicos (hasta que tus amigos te lo pidan!)

A comentar y salut!

Anuncios

Aplicación para controlar la capacidad de tu disco

Hace poco una amiga me trajo su Macbook para que se lo mirara. Los síntomas: funcionamiento lento, pequeños cuelgues.

Tras dos minutos comprobando las constantes vitales del pobre bicho maltratado, aunque con cariño, vi que su disco duro no podía respirar, tenía apenas 1 giga libre. Le administré morfina y le realicé una operación de adelgazamiento (sin balón gástrico). A los pocos minutos la criatura volvía a tener buen color, respiraba como nuevo con un 30% libre en su disco duro.

Para que no volviera a suceder lo mismo le hice una aplicación para que le avisara antes de que se le volviera a llenar el disco. Como se suele decir más vale prevenir que curar.

LightDisk 1.0

Logo de LightDisk 1.0

Hoy, esa aplicación ya bien madura, bajo el nombre de LightDisk, se encuentra a disposición de cualquiera en la Mac App Store a un módico precio que me permitirá actualizarla. Así que ya sabéis, si os gusta vigilar las constantes vitales de vuestro disco, o tenéis amig@s capaces de saturar de comida a sus Macs, no os lo penséis.

LightDisk en la barra de Mac

LightDisk en la barra de Mac, el número es casualidad 😉

Para aquellos que comenten algo interesante o que compartan esta información tengo algunos códigos promocionales, hasta que se terminen los iré dando 🙂